Una ‘Gran Alianza’ para transitar hacia una vida digna

Todos ponen, es la consigna del Corredor Vial de la Gran Alianza, una propuesta de la Diócesis de Tibú que busca aunar esfuerzos entre la institucionalidad, la empresa privada, cooperación internacional, y por su puesto las organizaciones sociales y comunales, para adecuar una vía secundaria en el corazón del Catatumbo.

Monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, obispo de la Diócesis de Tibú, explicó que esta iniciativa, priorizada ante la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, pretende sumar voluntades y capacidades para mejorar la transitabilidad de 113 kilómetros de vía entre Tibú-El Tarra y Sardinata.

Esta propuesta le apunta también a la construcción de paz territorial en el Catatumbo reconstruyendo las relaciones entre las comunidades, el Estado, la academia, el sector privado, la iglesia y las Organizaciones de la Sociedad Civil, mediante la transformación pacífica de conflictos a través de un trabajo articulado.

“Esta es una gran oportunidad de devolvernos la confianza y de cerrar brechas. Más allá de construir una carretera vamos a cerrar la enorme brecha que hay entre el campo y la ciudad”, manifestó monseñor. “Es irónico estar tan cerca de Cúcuta y que nos cueste tanto salir de Las Mercedes o Luis Vero, estando tan cerca”.

El obispo de la Diócesis de Tibú resaltó que la Gran Alianza tiene como pretexto  estabilizar una carretera, pero su mayor conquista es producir un modelo de transformación  donde todos entiendan, que la clave del cambio es el trabajo articulado.

“No todo lo  podrá hacer el Estado, no todo lo podrán hacer las comunidades, como lo han hecho en el Catatumbo donde a punta de un lazo  y un peaje han construido carreteras. Juntos podemos intentar cerrar estas brechas”, indicó.

Corredor Vial de la Gran Alianza

El corredor vial

El Corredor Vial de la Gran Alianza inicia en las veredas Puerto Palma y La Angalia (Tibú) extendiéndose por las veredas Oru (El Tarra) y Versalles (Tibú), pasando luego por el corregimiento de Pacelli (Tibú), hasta los corregimientos de Luis Vero, Las Mercedes y El Carmen, finalizando en la vereda Caldasia (Sardinata).

“Esta vía ha sido  invisibilizada y con esta propuesta le vamos a hacer un favor a más de 75 mil personas, cerrando brechas. Este proceso será exitoso en la medida todos pongan para que todos lleven, porque aquí todos ganamos”, apuntó monseñor.

Adicionalmente, el obispo aseguró que la Gran Alianza permitirá que  los campesinos a entrar en una lógica de construcción de economía lícita a partir de este tipo de motivaciones.

“Si hay algo que a los campesinos le duele siempre su discusión empieza por la vía, yo creo que cerrar esa brecha entre la economía licita e ilícita esta apuesta tiene ese enfoque”, indicó.

Los compromisos

Las instituciones, empresas y organizaciones que se sumaron a la Gran Alianza, se comprometieron con una serie de acciones significativas que contribuyan a la adecuación del corredor vial:

  • La Gobernación se comprometió a gestionar, articular y destinar inversiones para la rehabilitación y el mantenimiento de la vía
  • La Alcaldía de Sardinata deberá incluir el mantenimiento de este corredor vial en su Plan de Desarrollo Municipal.
  • La Alcaldía de Tibú aportará personal técnico y maquinaria pesada.
  • El Alto Comisionado para la Paz permitirá la articulación entre nación y territorio y apoyará reuniones bilaterales con posibles aliados.
  • El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) apoyará la consecución de recursos para la fase inicial del proyecto.
  • El Instituto Nacional de Vías (Invias) hará acompañamiento técnico para la construcción y mantenimiento del corredor, y gestionará recursos para los tramos Las Mercedes-Luis Vero y Orú-Pacelli.
  • La Agencia de Renovación del Territorio (ART) ofreció un equipo técnico para el diagnóstico preliminar del estado de la vía.
  • La Universidad Francisco de Paula Santander brindará asesoría y apoyará los estudios técnicos.
  • Colombia Transforma concertará obras de mitigación y rehabilitación del corredor vial.
  • Ecopetrol ofreció una máquina para las obras.
  • La Segunda División del Ejército Nacional, se comprometió en apoyar obras de infraestructura, y adelantó que posiblemente se donaría un puente militar en uno de los siete tramos que requiere la construcción de un acceso.
  • Las empresas transportadoras de carbón donarán el transporte del material para el mejoramiento del corredor y se comprometieron a regular el paso de vehículos de carga pesada.
  • Las diócesis de Tibú y Cúcuta generarán nuevas alianzas estratégicas y fortalecerán las existentes, facilitarán el diálogo entre entes territoriales, organizaciones comunales, empresas, y academia; y promoverán la participación, transparencia y control social.
  • Las Asociaciones de Juntas y Juntas Comunales de los corregimientos Las Mercedes, Luis Vero, El Carmen (Sardinata), el corregimiento de Pacelli, y las veredas de Versalles, La Angalia, Mineiros y Puerto Las Palmas, participarán activamente del mantenimiento y rehabilitación de la vía. Aportarán mano de obra para realizar labores de rocería, limpieza de cunetas y retiro de escombros.

Adicionalmente, los comunales iniciarán su acción significativa el próximo 18 de diciembre demarcando los puntos donde intervendrá cada Asojunta o Junta Comunal.

La firma del acuerdo de voluntades de la Gran Alianza   se llevó a cabo en el Hotel Casablanca en Cúcuta y contó con la participación de: Gobernación Norte de Santander, representantes de las diócesis de Cúcuta y Tibú, Ejército, Alcaldia De Tibú, Ecopetrol, Universidad Francisco de Paula Santander, Agencia de Renovación del Territorio, gremio de carboneros, líderes comunales, Colombia Transforma, entre otros.

Los participantes de la Gran Alianza sellaron su pacto con esta fotografía.
Los participantes de la Gran Alianza sellaron su pacto con esta fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *