Una apuesta educativa para que el Catatumbo sueñe, viva y respire paz

La Diócesis de Tibú le sigue apostando a la construcción de paz en la región del Catatumbo a través de diferentes acciones y estrategias de fortalecimiento en sus territorios de incidencia.

En esta ocasión los beneficiarios de estas estrategias fueron 66 docentes de Tibú, Sardinata y El Tarra quienes participaron del diplomado en Educación para la Paz realizado en el Seminario Menor San Luis Bertrán (Tibú), mediante convenio interinstitucional con la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá.

Con esta formación se busca que los docentes de la zona rural y urbana se conviertan en agentes multiplicadores de cultura de paz en la región, mediante el intercambio de experiencias sobre la dinámica del conflicto armado en sus territorios.

Los participantes se capacitaron durante 120 horas en: paz violencia y conflicto, herramientas para el análisis y resolución de conflictos en el aula, cultura de paz y no violencia, dimensiones de la reconciliación y pedagogía sobre el proceso de paz.

Adicionalmente, se presentaron y debatieron experiencias académicas nacionales e internacionales de educación para la paz en comunidades y contextos de posconflicto y de las experiencias de resistencia pacífica al conflicto, con miras a que los participantes repliquen estos conocimientos en las aulas de clase y en los encuentros con los padres de familia.

El diplomado fue liderado por el diácono Luis Albeiro Hernández Archila, delegado de la Pastoral Educativa, con el apoyo de José Rodríguez Vaca.

Durante la graduación el pasado fin de semana, monseñor Omar Alberto Sánchez, obispo de la Diócesis de Tibú, se mostró muy emocionado por el logro y la dedicación de los participantes.

“Con franqueza quiero decirles que es un momento muy emotivo, por muchas razones. Llevo en mi corazón a los docentes. De todas las acciones que hemos hecho todos estos años para mí la más significativa es esta, no por la carga de un diplomado sino por lo que significa”, manifestó.

Monseñor aseguró que la Diócesis sigue apuntándole a la educación como constructora de paz y generadora de cambios positivos en el Catatumbo, puesto que los docentes representan la esperanza de esta tierra nortesantandereana.

.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *