Sacerdotes y laicos reunidos en Asamblea Diocesana 2018

Desde hoy, y hasta el próximo sábado en la tarde, sacerdotes, religiosas, seminaristas y laicos de la Diócesis de Tibú participan de la Asamblea Diocesana 2018 en el Seminario Menor San Luis Bertrán en Tibú.

En la asamblea se pretende evaluar el trabajo pastoral de 2018, renovar el compromiso con el proceso evangelizador y elaborar la programación diocesana 2019, en un ambiente de oración, discernimiento, y compromiso por el Reino de Dios. Este encuentro es liderado por monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, obispo de la Diócesis de Tibú.

La Asamblea se dividirá en tres grandes momentos: Evaluación, Iluminación y Planeación.

En la jornada de la mañana, durante la Evaluación, sacerdotes y laicos de las 17 parroquias y la cuasiparroquia de la jurisdicción, expusieron logros, aciertos y desaciertos durante la Misión Diocesna Iglesia en Salida, Sembrando Esperanza y Vida, que se realizó en octubre pasado en el territorio diocesano.

Monseñor Omar Alberto Sánchez, exhortó a los participantes a seguir apostándole a la transformación del territorio a través del evangelio y los felicitó por el compromiso, tiempo y sacrificio durante la Misión Diocesana 2018.

La Asamblea Diocesana se extenderá hasta el sábado en la tarde.
La Asamblea Diocesana se extenderá hasta el sábado en la tarde.

La Misión arrojó resultados positivos

La Misión Diocesana 2018, realizada en octubre pasado, fue la primera en ser evaluada. 411 misioneros de Tibú, Puerto Santander, Sardinata, El Tarra, El Zulia, y zona rural de Cúcuta visitaron las veredas llevando el mensaje evangelizador.

Los párrocos destacaron la buena disposición de los misioneros y su compromiso con repetir esta labor en otros espacios. Adicionalmente, coincidieron en que más allá de llevar un mensaje eclesial, pudieron compartir momentos de escucha y diálogo con las comunidades, lo que les permitió conocer un poco más sus realidades.

“La gente se siente agradada con nuestras visitas. Sienten que no están solos y eso fortalece nuestra misión evangelizadora”, indicó el padre Hernán, de la parroquia San Marcos Evangelista de Filogringo (El Tarra). El sacerdote acotó que es hora de empezar a vislumbrar desde las parroquias cómo fortalecer los lazos con niños y jóvenes.

La Misión también arrojó la necesidad de reforzar la formación bíblica de los feligreses, y fortalecer la infancia misionera para que los niños cada día se integren más a las parroquias.

Por su parte, el padre Víctor Hugo Peña, delegado de la Pastoral de Víctimas y párroco de Nuestra Señora de las Gracias de Torcoroma, se mostró satisfecho con la participación de los jóvenes de su parroquia en la Misión Diocesana.

Entre tanto, en el corregimiento de Luis Vero (Sardinata) la Misión se adelantó un par de meses y a diferencia de las otras 16 parroquias y la cuasiparroquia que conforman la Diócesis, los frailes franciscanos tuvieron su propia Misión Diocesana en mayo.

Uno de los logros destacados por el fray Armando Montoya, párroco de San Martín de Porres (Luis Vero), es el nacimiento de las Comunidades Cristianas Campesinas y la Consagración de los Animadores de Comunidades.

El padre William Raúl Díaz Jaimes, párroco de San Isidro Labrador ( San Martín de Loba), Sardinata, resaltó el protagonismo que tuvieron los misioneros, quienes con acciones sencillas lograron cautivar a sus vecinos.

‘’ Los laicos fueron protagonistas en sus veredas y nos dejaron grandes enseñanzas gracias a su compromiso y dedicación”, destacó.

El sacerdote Gustavo Sánchez, de la parroquia San Vicente de Ferrer (Aguaclara), resaltó la labor de las familias misioneras en su sector.

Adicionalmente en Versalles (Tibú),  agentes de Pastoral Social y el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) se sumaron a la Misión acompañando al padre Edwin de Jesús Espitia en su recorrido por Puerto Palmas, La Angalia, Mineiros, El Cairo, y Versalles.

Así mismo, Monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, indicó que la Misión “debe ser una actitud continua ya que el evangelio no avanza sino salimos a compartirlo”.

La Evaluación continúo                                    

Al finalizar la tarde, el turno de evaluación fuero para las delegaciones pastorales y las vicarías. Las pastorales de: Multitudes, Sacerdotal, Salud, Catequética, Campesina, Juvenil e Infantil, Educativa, Vocacional, Familiar, de la Misión, Social y de Víctimas, rindieron cuentas de sus acciones, avances, logros y dificultades. Este mismo ejercicio se realizó con las vicarías: Horacio Olave, San José, y San Luis Bertrán.

Al finalizar la jornada los laicos opinaron sobre el ejercicio de evaluación y destacaron la importancia de la  Asamblea para auto evaluar la labor diocesana y articular esfuerzos en pro de mejorar la tarea evangelizadora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *