Pastoral Educativa llega con su mensaje a los docentes de Tibú

Docentes de la Institución Educativa Francisco José de Caldas y sus sedes se reunieron en la capilla La Milagrosa, para iniciar el año académico con una eucaristía de acción de gracias.
La eucaristía, fue presidida por el padre Luis Albeiro Hernández Archila, delegado para la Pastoral Educativa. En este encuentro vivencial de fe, se les motivo a los docentes sobre la vocación a la que han sido llamados, la docencia, para ejercerla al servicio de las niñas, niños y adolescentes del Catatumbo.
Por ello, se les exhortó sobre lo que implica ser docentes hoy: La docencia es un ámbito profesional único, no sólo consiste en la transmisión de conocimientos a un grupo de jóvenes, sino que conlleva la enorme responsabilidad y satisfacción de tocar vidas. La docencia nos da la oportunidad de trascender –positiva o negativamente- a través de nuestros alumnos; pero también de que ellos trasciendan a través de nosotros, porque la docencia es un proceso de aprendizaje bidireccional.
Aprendemos del ejemplo, por tanto, no podemos esperar que los alumnos sean dedicados, si nosotros no lo somos; que sean creativos, si de nosotros sólo obtienen los mismos caminos y formas una y otra vez; que sean apasionados de su carrera, si nosotros no transmitimos pasión por lo que hacemos; que amen lo que hacen, si no les mostramos que amamos a lo que nos dedicamos. Lo que implica ser docente no corresponde a una forma de ganar dinero, corresponde a una actitud o forma de vida.
.
Por último, recordó las siguientes palabras del Santo Padre, Papa Francisco a los docentes: “El Sol no se apaga durante la noche, se nos oculta por un tiempo por encontrarnos «al otro lado», pero no deja de dar su luz y su calor. El docente es como el Sol. Muchos no ven su trabajo constante, porque sus miras están en otras cosas, pero no deja de irradiar luz y calor a los educandos, aunque únicamente sabrán apreciarlo aquellos que se dignen «girarse» hacia su influjo. La educación es el mejor servicio que se puede prestar a la sociedad, pues es la base de toda transformación de progreso humano, tanto personal como comunitario.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *